Capítulo 5: Convenciendo a Papá

31 diciembre, 2007

Finalmente, Bean habló.
― ¿Que es un qué? Señores, ¿es esa su idea de una broma a las doce y media de la madrugada?
― Oh, no es ninguna broma señor. Su hijo es un mago, como yo y él -dijo Neville Longbottom-. Y como el último mago en su familia es el abuelo de su esposa, era de suponer que ustedes ni lo sospecharan.
Evelin no lo podía creer. Sabía que su abuela había dado a luz a Thomas, su padre, sin la compañía de su esposo, puesto que los había abandonado y enviado a vivir a Londres casi sin dinero. De todas formas, jamás hablaban de su abuelo, por lo que no conocía ni su nombre.
― ¡Tonterías! ¡Tiene solo diez.. eh.. once años!
― Así es, y ya lo hemos felicitado por su cumpleaños -dijo Harry con una sonrisa-. Pero el mago no se hace con el tiempo, se nace, está en los genes.
― ¡Es ridículo!
― Si, puede parecer. Dígame, ¿su hijo nunca hace cosas extrañas?
― ¡Claro que no, que están dicie…!
― Si.

David había hablado por primera vez desde que habían dado las doce y todas las cabezas se giraron hacia él.
― Yo hice que la psicóloga enfermara y también hice que entreguen las consolas a la tienda ayer en vez del jueves. Además hice otras cosas cuando era más chico, pero nunca imaginé que podía ser magia.
― Esas son cosas que podrían suceder a cualquier persona normal -replicó Bean-.
― ¿No lo ve? Es un mago y uno muy bueno sin duda. Lo de enfermar a alguien no se logra así nomas siento tan joven, deberían estar orgulloso.
― Pero esto es ridículo -dijo John. Parecía perturbado por la posibilidad de que su hermano tenga algo que él no-. Nosotros vemos magos en la televisión y ninguno está vestido tan ridículamente, y además eso lo estudian cuando son ya adulto.
― Muchacho, eso no son magos, esos son ilusionistas. Nosotros estamos hablando de magos de verdad. ¿Quién quiere un trago?
Harry sacó una varita de su túnica, y con un movimiento hizo aparecer una botella de licor que contenía un líquido de un color extraño, y seis vasos, que se dirigieron a cada uno de los presentes. Rápidamente, la botella fue pasando copa por copa, llenándola en el caso de los adultos y poniendo sólo un poco para David y John. Los Harrison estaban atónitos ante lo que veían.
― Licor de Gnomo. Los hay mejores.
Los dos magos bebieron todo.
― ¡Por el nuevo mago! -dijeron.
David parecía divertido. Empezaba a creerse el cuento de que era un mago. ¿Y si fuera verdad? Estaba ansioso por saber más. Uno a uno, todos los demás bebieron lo que la botella mágica -que había desaparecido- les había dado.
― Repasemos -dijo Evelin finalmente, no parecía impresionada, sino confundida-. Mi abuelo es un mago, sin embargo ni yo, ni mi madre, ni mi padre lo somos. ¿Por qué mi hijo si?
― Ah, es cuestión de suerte, supongo. Como le dije todo está en los genes. Lo más común es que el gen mágico se imponga ante el gen muggle, pero no siempre es así. De todas formas, la magia se conserva aunque no se manifieste.
― ¿
Muggle? ¿Qué es eso?
― Así es como los magos llamamos a la gente no-mágica. Por ejemplo, podríamos decir que hay igual número de magos que de
muggles en esta habitación.
― Bueno. Ya es tarde, creo que es mejor que despidamos amablemente a nuestros invitados y que estos se larguen por la puerta -dijo el padre, que empezaba a ponerse muy furioso. Ya era demasiado con que su hijo le parezca raro como para enterarse que era extraordinariamente raro.
― Le advierto, señor -Harry levantó la varita y apuntó al pecho de Bean-. Estoy autorizado a utilizar magia en caso de que se presente algún
problemita -la última palabra la dijo con un tono entre burlón y serio-. Si es posible, le pediría que evitemos esa situación.
Nadie dijo nada, y entonces Neville continuó.
― Verán, yo soy profesor del colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, y me enviaron a comunicarle que su hijo tiene una plaza reservada allí. Y la decisión de ir depende exclusivamente de él.
― Yo… ¿un colegio de magia? ¡Genial, quiero ir!
Los padres se sorprendieron. Jamás lo habían visto con tanta determinación, pero había algo que no cuadraba. Evelin, que era mucho más hábil que Bean para hablar debido a que no tenía un estallido de furia cada dos palabras, preguntó.
― Bien, supongamos que les creemos. ¿Cómo acudirá nuestro hijo a esa… escuela?
― Como es natural -dijo Harry- al desconocer ustedes sobre
nuestro mundo, un Auror, en este caso yo, acompañará a su hijo a comprar todo lo que necesita para cursar su primer año en la escuela. Para ello, tendrán que darle un poco de dinero muggle que pueda cambiar por dinero mágico. No se preocupen, no es mucha la diferencia.
“ El primero de septiembre, tendrán que llevar a David hasta la estación de King’s Cross. Allí me reuniré con ustedes y acompañaré al niño hasta el expreso de Hogwarts. No volverán a verlo hasta el fin de curso, el día veinte del mes de junio. No deben preocuparse por su hijo porque estará en buenas manos. Ahora, como queda sólo un mes para septiembre, yo volveré por David para comprar sus cosas en una semana.
“ Pasando a otro tema, está de más decir que no deben contarle nada a nadie. Deben mantener en secreto total la existencia de
nuestro mundo.

“ Por último, aclaramos que no es lo común lo que estamos haciendo. Como la mayoría de los niños que asisten a Hogwarts son hijos de magos, tan sólo reciben esta carta.
― Hasta dentro de una semana entonces y gracias por el amable recibimiento -se dirigió a Bean.

― Tengo una pregunta -interrumpió Evelin-. ¿Ustedes conocen a mi abuelo?

― No lo conocemos. De hecho nadie a quien le hayamos preguntado sabe su nombre. Pero solicitó una plaza en el colegio hace muchos años para el primer mago nacido de un Dawson.
Los magos hicieron una leve reverencia y salieron por la puerta. Aún en silencio, la familia pudo escuchar.
― Será mejor que te agarres de mi, Neville. No queremos más golpes.
― No queremos más golpes -repitió el otro mago.
Un “crack” y no pudieron oír nada más.

Ir al capítulo siguiente

Anuncios

17 Responses to “Capítulo 5: Convenciendo a Papá”

  1. candelia Says:

    me encantaa!! refleja muy bien lo que diria un muggle al enterarse de que su hijo es un mago, me gusta mucho, de veras.

    Besos y animos!

    Kisses

  2. Martín Says:

    ¿Por qué no van a ver a David hasta junio? ¿No va a visitar a su familia en Navidad?

  3. Durward Says:

    Tenés razón, no tuve en cuenta ese detalle.

    Aunque David no va a visitar a su familia en Navidad, los mensajeros tendrían que haberlo dicho.


  4. :o Presiento algo… pues David es un Sangre Sucia… jaja


  5. ― Hasta dentro de una semana entonces y gracias por el amable recibimiento -se dirigió a Bean.
    lo que me parece un poco descuidado es la actitud del padre que pasa de una actitud de incredulidad a una actitud de agradecimiento que queda reflejada en la frase de arriba en tan solo unos segundos. :D
    Pero de todas formas es de los mejores relatos que he leido nunca :D a parte del verdadero Harry Potter jejeje.
    Un saludo.

  6. Durward Says:

    Enrique: esa frase no la dice Bean, sino Harry

    ¡Saludos, y gracias por leer y comentar!

  7. Durward Says:

    Por cierto, lo dice con sarcasmo


  8. Me ha encantado, es natural la reaccion del padre, pero la madre lo tomo muy natural, me encanta tu fic Durward, los capitulos son cortos pero muy entretenidos.

  9. horrocrux 7 Says:

    durward ni siquiera parece que sea un fic too parece tan real lo unico que siento es que harry hubiera tomado con mas calma la actitud de el señor Bean y no lo hubiera amenazado tan rapido pero no es una critica es un consejo la verdad me esta encantando tu fic

    oye una cosa
    ¿todos los capitulos de david harrison y el anuncio del mago son antes de hogwarts y los de el aprendiz de la magia son despues?

  10. Durward Says:

    horrocrux 7: jeje, todos conocemos a Harry y sabemos que no le haría nada a un muggle, pero su actuación fue necesaria para calmar los ánimos de Bean.

    “El anuncio del Mago” es el primer año de David, y “el aprendiz de magia” es el segundo

    ¡Saludos!

  11. Marcelo Says:

    Jaja, me gusto mucho este capitulo. El papá tiene algun parecido con Vernon… aunque no trata a David como Vernon a Harry. Muy bueno.

  12. alytna Says:

    me gusta mucho, el papa no esta muy conforme pero creo que con el tiempo podra conformarce.

  13. cruel92 Says:

    Está muy bueno…la única observación, es que deberías poner un índice…sería mucho más fácil ubicarse.

    Cuando tengas tiempo pásate por mi fanfic:
    http://magiaepica.wordpress.com

  14. Syriana Says:

    cruel92 en secciones dice David Harrison ese es el indice aunque Durward deberia mas bien ponerle INDICE no se para que sea mas facil para los lectores…


  15. […] Ir al capítulo siguiente Posted by Durward Filed in David Harrison y el anuncio del Mago Tags: David Harrison, David Harrison y el anuncio del Mago, harrison […]

  16. Maite Says:

    Hola!!
    Me fascina tu fiic, y sinceramente, es uno de los más ESTILO HP que he leído nunca!!
    Sigue así!
    Mucha suerte!
    Saludos a todos los fans del niño de la cicatriz en la frente :)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: