Capítulo 27: El anuncio del Mago

26 febrero, 2008

Cuando David abrió sus ojos, éstos tardaron unos segundos en acostumbrarse a la nueva luz. Ni bien el tono borroso se apartó de su vista, reconoció el peculiar aspecto de la enfermería de Hogwarts; estaba recostado en una cómoda cama y tenía algunos dolores en el cuerpo.
Recordó los acontecimientos de la noche anterior… o bien podrían haber sido unas cuantas noches, porque no sentía nada de sueño. Se tumbó hacia su izquierda y vio que Charlie también estaba allí, durmiendo apaciblemente. En ese momento la enfermera Lewis salió de su despacho.
― Por fin. ¿Cómo te sientes? -le preguntó.
― Bien, supongo… me duele un poco.
― ¿Dónde exactamente?
― Yo creo que… todo el cuerpo.
― Perfecto -dijo la enfermera; David no supo si había sido sarcástica, pero no preguntó, porque en ese momento se dirigió a Charlie.

― Este tardará más en despertarse.
― ¿Tardará más? ¿Se encuentra bien?
― Sí, se encuentra bien. Y va a tardar al menos diez horas más en despertarse.
― ¿Diez horas? ¿Cuánto hace que estoy aquí?
― Para ser precisos, dos días, siete horas y veintitrés minutos -contestó Lorena, mirando su reloj de muñeca.
― ¿Qué? ¿Tanto tiempo? -preguntó David, incrédulo.
― Bueno, hice lo más rápido que pude -replicó ella, indignada, y volvió a su despacho.
Intentando calificar la locura de la enfermera Lewis, David volvió a girar, y vio entrar una horda de pelos alborotados que reconoció al instante.
― ¡David! -lo saludó Harry con una sonrisa.
― ¡Hola! -respondió.
El mago se acercó y tomó asiento en el borde de la cama, haciendo que ésta descendiera varios centímetros por el lado izquierdo.
― Por lo que tengo entendido, tuviste una aventura con bastante suerte -dijo, sin abandonar su tono amigable.
― Sí, eso parece… ¿Donde están los demás?
― El profesor Johanson salió de la enfermería a la tarde siguiente del hecho, por suerte apenas consiguieron herirlo.
― ¿Y la directora?
― Ah… tendrías que verla, está furiosa. Con McFly, con las medidas de seguridad del colegio y… bueno, contigo y tu amigo.
― No entiendo por qué está enojada. Casi nos matan, no es tan grave -dijo en broma.
― No tendría que parecerte divertido. Sabes que violaron las normas del colegio. De hecho, creo que en un año violaste más normas que cualquier otro, especialmente después de la incursión en el Bosque.
Después rió para tranquilizarlo.
― No pasará nada. Yo estuve en situaciones peores cuando cursé el primer año -le dijo.
― Claro que sí pasará algo, me expulsarán.
― Bueno, podrían haberlo hecho si McGonagall no hubiese intervenido.
― ¿Pero como…? Si McGonagall no quería echarme, ¿por qué habrían de hacerlo?
― Tengo entendido que durante este año trabaste una fuerte amistad con el hijo de Jacobo Ralph, ¿no? -Harry parecía divertido diciendo aquello-. Bueno, casualmente lo nombraron cabecera del Consejo Escolar.
David sintió como un gran bloque de hierro caía con fuerza dentro de su estómago y retumbaba en todo su cuerpo. En el escaso año que había pasado en conocimiento del mundo mágico, había adquirido la información suficiente como para saber que el Consejo Escolar era un grupo que regulaba las actividades de Hogwarts. Y, si el padre de Nicholas Ralph comandaba ese grupo, había muchas posibilidades de ser expulsado por el más mínimo inconveniente.
― ¿Qué dijo? -fue lo único que preguntó.
― Bueno, en cuanto llegó a Hogwarts exigió ver a la directora. Yo estaba hablando con ella y me pidió que me retiré. En realidad no me lo pidió, sino que prácticamente me obligó a hacerlo. En fin, la directora McGonagall me dijo que Ralph tenía conocimiento de cada una de tus roturas de normas durante este año.
― Entonces…

― Entonces ella lo puso en su lugar. Últimamente, McGonagall está bastante alterada, y lo único que le faltaba era que alguien intente poner orden o tomar acciones que le corresponden a ella.
― Pero… si Ralph es el director del consejo entonces puede expulsarme sin su aprobación, ¿no?
― Debería ser así, sí. Sin embargo, el ministro actuó rápido. Retirar del cargo a Ralph doce horas después de su instalación en ese puesto hubiese sido sospechoso. Por lo tanto, le quitó el poder de expulsar alumnos sin el expreso consentimiento de la directora de Hogwarts.
― ¿Y él cómo sabía que querrían expulsarme? ¿Y por qué hizo eso?
― Con respecto a la primera pregunta, porque yo se lo conté. Y en cuanto a la segunda, porque yo se le expliqué la situación.
― Pero no entiendo que la directora no haya querido expulsarme. Después de lo de anoche… quiero decir, después de la otra noche…
― Como ya te dije, está bastante enojada. Pero no considera que sea tan drástico como para expulsarte, o al menos eso creo, porque no me dio muchas explicaciones.
― Pensé que era bastante severa.
― Lo es, pero tiene un buen corazón.
Nadie habló durante un pequeño lapso de tiempo. Fue David quien rompió el silencio.
― Todo eso que me tuvo atrapado durante tanto tiempo no sirvió de nada -levantó la vista y vio la expresión de desconcierto en el rostro de Harry-. Bueno, había un acertijo en la biblioteca, y nunca pensé que… Mirtha parecía… un momento, ¿dónde está Mirtha McFly?
― Bueno… huyó. Cuando caíste, la directora se preocupó más por tu salud que de lo que pudieran hacer Mirtha y Rodolphus. Eduard luchó contra ambos, y los igualó e incluso superó, pero no pudo evitar que huyeran.
― No sabe sí… bueno… ¿Mirtha llevaba algo en las manos?
― Creo que Johanson mencionó algo… ¿qué es?
― Eso mismo me gustaría saber… En fin, no sirvió de nada.
― No voy a decirte que lo que hicieron estuvo bien, pero lo hecho, hecho está.
De nuevo el silencio. Podían escuchar el suave sonido de la pluma de la enfermera Lewis recorriendo un pergamino.
― Y, al final, no sé quién es mi bisabuelo.
Harry pareció entristecerse un poco ante aquella pregunta.
― Yo sí lo sé.
― ¿Co… cómo? ¿Quién es?
El mago adulto sacó de su túnica una reciente copia de El Profeta.
― Es la edición de ayer por la tarde -le dijo, y dejó el diario en el regazo de David.
En la primera plana había una foto de Hogwarts. El titular sobre la foto rezaba “Peligro en Hogwarts”.
Harry dio un toque con su varita sobre el titular y, en el lugar donde segundos antes estaba Hogwarts, ahora se leía una noticia.

* * *

Hace poco tiempo comentábamos en El Profeta que un estudiante de Hogwarts, de apenas once años, se puso el traje de héroe y descubrió el lugar donde mantenían en cautiverio al reconocido Auror, Harry James Potter. Pero, ¿es ese estudiante realmente como lo pinta esa noticia? Rita Skeeter, enviada especial, nos cuenta su experiencia:
Cuando llegué a Hogwarts todos los alumnos me reconocieron al instante -reconoció Rita-. Los que estuvieron a mi alcance pidieron autógrafos, y los estudiantes más inteligentes me felicitaron por algunos de mis libros, como por ejemplo, Vida y Mentiras de Albus Dumbledore; Snape, ¿Canalla o Santo?; y, por supuesto, Minerva McGonagall: La ambición de una mujer, mi obra más reciente.
Sin embargo, el motivo de mi visita no era firmar autógrafos a todos los estudiantes que me admiran -lo cual sería imposible en un solo día-, sino preguntar sobre la personalidad de un chico que dio mucho que hablar en las semanas anteriores, un tal David Harrison.
Esperaba que la mayoría de los concurrentes lo conociera o pudiera darme datos sobre su vida, pero me sorprendí al saber que no era así. Desde luego, conseguí algunas entrevistas, y deduje que en realidad los demás temían una represalia de Harrison si decían algo que comprometiera su reciente e inmerecida condición de héroe:
“Está loco de remate”, nos dice Nicholas, hijo del respetable Jacobo Ralph, que hace unas horas se convirtió en cabecera del Consejo Escolar. “Desde el primer día supe que no quería tener problemas con él, porque hechizó al Sombrero Seleccionador para que no lo enviara a Ravenclaw”, completó Ralph. Como la comunidad mágica sabe, el célebre Sombrero Seleccionador fue hechizado por los cuatro fundadores de Hogwarts, y no se sabe de nadie que lo haya engañado. ¿Significa esto que Harrison empleó magia negra, antes incluso de comenzar sus estudios?
“Sus padres son muggles… hay algo raro en esto”, comenta Justin Adam, un compañero de Nicholas. Esto conlleva a una pregunta: ¿cómo tenía Harrison conocimientos de magia antes de Hogwarts? La verdad, en la página 3.

* * *
Sin poder creer lo que leía, levantó la vista. Harry asintió en señal de aprobación, tomó el periódico y buscó la página tres. Ofreció leerlo en voz alta y David aceptó, porque estaba cansado y aturdido. El artículo completo decía:
* * *
¿Cómo conoció Harrison la magia siendo hijos de muggles? La verdad es increíble. Cuando un hijo de muggles tiene edad suficiente para asistir a Hogwarts, su familia es visitada por dos magos, cuya tarea es explicar y hacer comprender a sus padres lo que el futuro le depara a su hijo. Lo cierto es que, en el caso de Harrison, los dos magos fueron nada menos que Harry James Potter y Neville Longbottom.
“Poco antes de que Potter desapareciera, lo vi hablando con Harrison. Ninguno de los dos parecía disgustado, pero al hijo de Potter, que también estaba allí, no le gustaba lo que se estaban diciendo, fuera lo que fuese”, dice Thomas Goyle, un apuesto y corpulento chico de quinto año.
¿Qué significa eso? ¿Es una coincidencia que el héroe y la víctima se vieran cara a cara dos semanas antes de que el secuestro ocurra? Pero hay más, y con respecto al segundo informante de la familia Harrison, Neville Longbottom.
“Unos días después de empezar las clases, el hijo del profesor Longbottom me atacó. Yo estaba con mi amigo Justin, pero él no pudo hacer nada. Cuando quisimos irnos, llegó Harrison y me golpeó”, nos sigue contando Nicholas Ralph, notablemente consternado por la naturaleza de esos hechos. Continúa: “la directora dijo claramente que ese tipo de hechos estaban terminantemente prohibidos dentro de Hogwarts, pero aún así no lo expulsaron. Todos los profesores lo consienten; en nuestra primera clase de Defensa Contra las Artes Oscuras, el profesor Johanson le dio cincuenta puntos por hacerme magia negra y romperme un brazo”. Algo realmente alarmante y degradante para la reputación del prestigioso colegio. Cuando parecía que el pobre Nicholas había contado todo lo que tuvo que soportar durante este ciclo escolar a manos de Harrison, se atrevió a confesarme, “Y me desafió a duelo. Pero lo hizo delante de toda la escuela, y me llamó cobarde, por lo que no pude negarme. Yo no quise hacerle daño y tuve que dejarme perder”, concluye este noble y ejemplar estudiante.

Contenta y sorprendida por la información cosechada, me dispuse a escribirla, aunque había algo que me tenía intrigada. En el momento en que visité el colegio, Harrison está -misteriosamente- en la enfermería, junto a su ¿amigo?, Charles Thomasson. Eduard Johanson, el ya nombrado profesor de defensa contra las malas artes, también se encuentra con él. ¿Coincidencia? Tal vez, pero hay algunas cosas que no cierran. La profesora McFly, hermana de Rupert McFly, implicado en el ¿secuestro? de Harry Potter, desapareció del colegio sin siquiera presentar la renuncia, la misma noche que Harrison y compañía ingresaron a la enfermería. Pero, ¿realmente desapareció?
“Miraba todo el tiempo a Harrison, como preocupada por algo”, nos dice Adam.
Al parecer, la gente que se relaciona con Harrison no termina muy bien. Potter: secuestrado; McFly: desaparecida. Pero ni sus propios amigos, o como él los llama, se salvan. Algunos valientes alumnos de Slytherin nos cuentan que Frederic Rowley, a quien se puede ver en compañía de Harrison, también desapareció. Curiosamente, fue encontrado junto a Potter. ¿Cómo es posible que un destacamento completo de Aurores no pueda encontrar a una persona, y dos niños de once años si puedan hacerlo? Algunos creen que Harrison estaba al tanto del paradero de Potter y envió allí a Rowley para acrecentar su condición de héroe inesperado.

Para comprobar mis hipótesis, fui a entrevistar a la directora, pero me cerró la puerta de su despacho en la cara. Seguramente está ofendida y sorprendida con la información que publico en Minerva McGonagall: La ambición de una mujer, y no se imagina cómo obtuve esos datos tan comprometedores.
Aún así, como nadie me dijo que tenía prohibido hacerlo -no me dieron la oportunidad de preguntarlo-, me encaminé al antiguo despacho de la pobre McFly. Y, lo que encontré allí, me dejó los pelos de punta. Empleando mis experimentadas y reconocidas técnicas periodísticas, revisé todos sus libros y apuntes -al parecer, desapareció tan repentinamente que no tuvo tiempo de recoger sus cosas-. Para mi asombro, y el de todos los lectores, descubrí que Harrison, en realidad, podría estar emparentado con el que es considerado el segundo mago más tenebroso de la historia, Gellert Grindelwald.
Como saben todos los que hayan leído mi libro Vida y Mentiras de Albus Dumbledore, la época de poder de Grindelwald fue superada únicamente por el ascenso del Innombrable. ¿Explica esto los conocimientos y el -insano- exceso de poder en un niño de once años? La profesora McFly, una buena persona y reconocida empleada en cada uno de los puestos de trabajo que ocupó, bien pudo haber descifrado esto, pero decidió mantenerlo en secreto por el bien de Harrison. El revoltoso alumno podría haberse enterado de los conocimientos de su desdichada profesora y, muy probablemente, tomó cartas en el asunto. La gran pregunta es: ¿Mirtha McFly desapareció, o lo que le ocurrió fue algo mucho peor?
La versión que los empleados de Hogwarts y algunos alumnos sostienen es que McFly atacó a Harrison, McGonagall y Johanson, y luego huyó, pero no muchos se creen esa historia.

Por el bien de todos, estoy decidida a estudiar el parentesco entre Harrison y el oscuro mago, y también lo sucedido realmente con Mirtha McFly.
* * *

David estaba boquiabierto. No había leído Vida y Mentiras de Albus Dumbledore, pero estaba seguro de haber visto el nombre de Gellert Grindelwald en su libro de Defensa contra las Artes Oscuras, mientras estudiaban los aspectos generales de los magos tenebrosos.
― No creas en todo lo que dice, Skeeter siempre fue así -dijo Harry con desprecio.
― Por supuesto que no lo creo. Yo no soy pariente de ese Grindelwald. Mi apellido paterno es Harrison y el materno es Dawson, y los dos son apellidos ingleses.
― Sí, David, lo de Grindelwald es verdad. Acabo de comprobarlo. El misterioso pariente mago que te heredó los poderes es Gellert Grindelwald.
― No es posible -protestó David-. Se supone que es mi bisabuelo materno.
― Así es.
― El hijo de mi bisabuelo materno se llamó Thomas Dawson, no Thomas Grindelwald.
― David, creo que es el único dato verídico en toda la noticia. Te lo digo de buena fuente.
David no dijo nada. ¿Sería aquello verdad? ¿Sería pariente de aquella persona que, sabía, había causado la muerte y destrucción de muchas familias?
― No tiene importancia tu ascendencia, David, al menos no para ti. Es posible que acapares la atención y seas el destino de todos los rumores y comentarios por un tiempo… yo pasé por lo mismo cuando venía al colegio, y te aseguro que no tiene ninguna importancia. Lo único que tienes que hacer es refugiarte en tus amigos -señaló con la cabeza a Charlie, y suspiró-. Sí, son lo único que te mantiene en pie, después de todo.
― ¿Y si ellos también me rechazan? Ahora que van a saber de donde vengo…
― No te rechazarán, porque no tienen motivos para hacerlo. Si te conocen bien, no tienes que preocuparte por eso. Yo también dí que hablar cuando venía al colegio… pero tenía dos grandes amigos -volvió a suspirar-. Sí, sus personalidades eran increíblemente opuestas. Estaban destinadas a quedar juntos.
― ¿Cómo se llaman?
― Ron y Hermione. Terminaron bien: se casaron y tuvieron dos hijos.
― ¡Ah! Bueno, supongo que algún día voy a conocerlos. ¿Qué pasó con ellos?
De pronto, el semblante de Harry perdió toda su luminosidad.
― Ellos se fueron -dijo, con voz tranquila pero afectada.
― ¿Están… -tragó- están muertos?
― No, no. Simplemente se fueron.

El resto de los días pasaron volando. Como Harry predijo, muchos se divertían mirándolo y, después de una semana, “criticar a Harrison” era en Hogwarts un deporte tan popular como el Quidditch.
Sin embargo, sus amigos no cambiaron de actitud hacia él, sino que sus lazos se hicieron más fuertes. No tardaron en reírse del artículo de Rita Skeeter y admirar la peculiar capacidad y predisposición de esa periodista para hacer que todo parezca lo que no es.

Durante el banquete de despedida se anunció el ganador de la Copa de Quidditch y la Copa de la Casa. En cuanto al deporte, la copa quedó en manos de Gryffindor, gracias a las espectaculares actuaciones de todo el equipo y el toque de suerte de Steve Skinner. Pero eso no alcanzó para trepar a la primera posición en la Copa de la Casa, sino que se tuvieron que contentar con el nada despreciable segundo puesto, después de Ravenclaw, cuyos alumnos se lucieron en las aulas durante todo el año escolar; Frederic estaba orgulloso de haber contribuido con algún que otro punto.
La misteriosa desaparición de Mirtha también dio mucho que hablar, pero a fin de cuentas la mayoría de los alumnos optaron por tomar la versión de David; tal vez eso se debió a que Harry salió en su defensa en una entrevista para El Quisquilloso, contando la verdad de los hechos y disipando todas las falsas acusaciones para con David.
David, además de desconcertado, estaba preocupado por Mirtha. Algo deseado por alguien capaz de matar a su propio hermano no podía ser nada bueno. Pero, como Harry le dijo, ya tendrían tiempo para ocuparse de ello.

El Expreso de Hogwarts fue perdiendo velocidad poco a poco, y los ánimos disminuían al ritmo del tren. Antes de cruzar la barrera de la plataforma 9¾, David se despidió de aquellos que estuvieron cerca de él durante ese año. Frank saludaba a su madre, Charlie abrazó a la suya y (David creyó saber por qué, pero no quiso saberlo) emitió un débil “¿estás bien?”, para que su padre no lo oyera. Silvia y su hermana Candelia se unían también a su familia. En cuanto a Frederic, como sus dos padres eran muggles y se negaron a cruzar la plataforma, caminó junto a él y no se separaron hasta que estuvieron en el lado muggle de la estación King’s Cross.
― ¿Qué tal te fue? -preguntó Bean en cuanto David alcanzó a su familia y abrazó a todos.
― Mejor imposible.
No mintió. Después de todo, había descubierto un nuevo mundo y había dejado atrás aquel chico carente de personalidad que había sido cuando entró a King’s Cross en septiembre del año anterior. ¡Cuanto tiempo había pasado! Lo alentaba saber que en pocos meses volvería a cruzar esa plataforma.
― Si extrañas tu vida anterior, David, después podemos llevarte a visitar tu antigua escuela -dijo Evelin mirando sobre sus hombros.
El chico se sonrió.
― Ni me la nombres.

IR AL LIBRO SIGUIENTE

Anuncios

39 Responses to “Capítulo 27: El anuncio del Mago”

  1. Mary S. Says:

    Wooow!!! me encanto!!! Ya sabia yo que su bisabuelo era Gellert Grindelwald solo que estaba insegura por lo de el apellido Dawson…
    ¿Vas a seguir con la historia, verdad? porque si no voy a estar muy triste :( porque esta super padre tu historia!!!
    Aun me quede con la duda de que dice en ese pergamino que se llevo Mirtha y para que sirve…

    Saludos!!!

  2. Durward Says:

    Mary: sí, voy a seguirla. Hay muchas cosas que aclarar, cómo:

    – Lo del pergamino y lo que envuelve.
    – Por qué o cómo está relacionado con Grindelwald.
    – Lo que pasó con Ron y Hermione.
    – Cómo sabía Harry que cabía la posibilidad de que intenten atacarlo, pero también sabía que no debía hacer nada para impedirlo, y por qué James también lo sabía.

    Y otras cosas… en dos o tres semanas empiezo con el segundo año.

    ¡Saludos!

  3. swhite Says:

    ta gueno… jajaja no se que decir… bueno.. tioo bien mijo por entretenerme un rato jajaja ojala sigas pronto… suerte

  4. Nilo Says:

    Sigue pronto!!!!. Va por todos los que te leemos y nos encanta david!


  5. :o:o !!!! G.G.!! Gellert Grindelwald… era OBVIOOOOO!! Lo de Dawson tengo una pequeña idea… que empieza con a… no lo dire, pero dire que quiero saberlo yaaaa!! Muy bueno todo el libro, me encanto y me atrapo… SIGUELO PRONTO

  6. Martín Says:

    Excelente el final, tiene el espíritu del de La Piedra Filosofal. Has convertido a David en un personaje muy entrañable. Queda todavía el misterio de lo que les sucedió a Ron y Hermione y qué tratarán de hacer nuestra querida Mirtha y Rodolphus.
    Saludos

  7. Durward Says:

    ¡Gracias a todos!

    Martín: yo lo asemejaría más con el final de El cáliz de Fuego:
    Como le había dicho Hagrid, lo que tuviera que llegar, llegaría, y ya habría tiempo de enfrentarlo.

    Aunque también es parecido al de la Piedra Filosofal, porque si no recuerdo mal, la última línea es una frase de Harry.

  8. Candelia Says:

    LO SABÍA!!! Sabía que era Grindelwald!! desde que mencionaste a “el chico rubio” no me quitaba la idea de la cabeza! estuvo genial, me encantó el capítulo, y, por supuesto, también todo el fic!! Me quedé con ganas de saber que era lo que había en la caja… y lo de que Ron y Hermione “se fueron” me puso la carne de gallina!!
    Bueno, espero con ansias que continues escribiendo :)

    Kisses y muchisisi[…]sisisisima suerte!!
    Cande

  9. juan Says:

    woooou, buenísimo el final.

    como era evidente, el bisavuelo resulto ser Grindelwald, pero también quedaría por resolver el porque Dumbledore le pidió a Minerva que no lo hechara, no??

    buenísimo el final, y por cierto, vas a decir en algún libro lo que cuenta “Minerva McGonagall: La ambición de una mujer” es que me interesaría saberlo ^^

    weno, aprobecha las semanas de descanso que te vas a tomar, que te lo mereces… y espero que el segundo libro supere al primero(que no será fácil)

  10. Enelya Says:

    cabía que era Grindelwald! lo supe desde hace mucho tiempo. Tu historia ha estado muy interesante. Me encantaría conocer todo el backgrund sobre Ron y Hermione. Yo sigo diciendo que odio a Rita Skeeter.

    P.D. Felicidades

  11. Durward Says:

    Muchas gracias por todos los comentarios.

    Enelya: ¿y quién no?

  12. April Says:

    muchas felicidades driward!!
    es un excelente fanfic!!!
    la verdad es que me quedo con la intriga de ron y hermione sobre todo porque son personajes que a mi me gustan mucho..
    se nota q rita no perdio el toque de maldad a pesar de los años xD
    yo creo q harry tomo el papel de dumbledore con respecto a david yque en el proximo año lo ayudara mucho tambien no???

  13. Durward Says:

    Sí, yo creo que sí

  14. lilly potter Says:

    holaa!!:D
    estoy de acuerdo con April… me encanto el 1er año de David,tomate tu tiempo,inspirate,q yo esperare con mucha paciencia el 2do año,yo se q no nos decepcionaras :-)
    felicidades!! y saludos!!:-)
    nos leemos hasta la siguiente entrega!! suerte!! ;-)

  15. Durward Says:

    Muchas gracias, voy a tratar de no decepcionarlos jeje

  16. Helga Hufflepuff Says:

    Me muero de ganas por saber que pasó con Ron y Hermione ¿Por qué lo dejaron? Que malos… espero el próximo capítulo jeje… Por cierto… ¿Quién se une a la asociación “M.A.S.” (Matemos A Skeeter) juar juar (risa macabra)

  17. Isabella (M.A.S) Says:

    YOO! me unoo!! odio a Skeeter!! propongo q los del club nos pongamos en el nick M.A.S.. jajaja!! ya lo hice!! jajaja… excelente final.. espero con ansias el 2º!!

  18. Durward Says:

    Jaja, no es mala idea lo de M.A.S.

    Habría que considerarlo

  19. Ignotus Fakus Paverell Says:

    Recien trermien este libro..
    me gusto mucho! lo lei en dos dias!! jeje.. pero me enoje en el capitulo 15 o 16 cuando desifre lo de Grindelwald porq yo iba a hacer un fanfics similar..!!! pero segui leyendo y me gusto mas la historia!.. asi q bueno tendre q pensar otra cosita para hacer mi fanfics!! je t felicito y espero por el segundo!

    Ignotus Fakus Paverell

  20. Marcia (M.A.S) Says:

    yo lo sabia desde el primer capitulo sabia que Albert era su abuelo como dijeron antes me confundia por el apellido dawson , continua asi…

    tu historia es genial tiene muxa trama =)

    y tambien me uno ha eso de lo de M.A.S es genial xD

  21. lexnnie Says:

    woow!! muy buen libro, lo lei en en dia =D
    estoy todavia un poco intrigada…
    seguire leyendo

    P.D: escribes GENIALISTICAMENTE bien!!

  22. Luis Godric Says:

    Final del primer año
    felicidades!!!

  23. Sapey Says:

    un gran capítulo para el final de ésta primera parte.
    te felicito, eres un gran escritor

  24. horrocrux 7 Says:

    bueno primero que nada te felicito porque es simplemnte el mejor fanfic que he leído, ya había leído muchos sobre el libro siete y eso pero este es especialmente bueno por la originalidad que le das a la historia creando tu propio personaje (David Harrison), también te felicito porque no eres un escritor que se deje llevar por las ganas de que todo salga bien y le das un final color de rosas al fic afectando y echando a perder la trama sino que tu dejaste claro que al final las cosas acabaron bien pero no perfectas, un ejemplo de eso es que le diste la copa de las Quidditch Gryffindor pero la de las casas a Ravenclaw y eso le da un toque Rowling a tu fic, también (y estoy seguro de no ser el único) me impresionaste con el detalle de Ron y Hermionie porque eso va a generar mucha intriga y estoy seguro de que todos quieren saber las razones, quiero que sepas que eres un gran escritor, y lo eres porque se ve que tienes todas tus ideas ordenadas quiero decir que sabes perfectamente lo que quieres hacer de la historia y eso es muy bueno porque así no te atoras a la hora de escribir lo cual liego provoca que se empieze a escribir por escribir lo cual se ve que no es tu caso porque eso del misterioso pergamino y su contenido, lo de Ron y Hermionie y todo ese tipo de cosas demuestran que tienes perfecto conocimiento del desenlace de tu fic, y me gusto que el final es tipo la piedra filosofal y que Harry toma el lugar de Dumbledore y acaba hablando con David sobre los acontecimientos ocurridos y cosas por el estilo, supuse que era Grindelwald el bisabuelo desde la forma de hablar de Dumbledore con McGonagall sobre el bisabuelo pero pense que era demasiado fácil entonces no me confíe pero confirme mis sospechas con el libro de la doble “G”, le das un gran desenlace a tu historia y quiero que sepas que realmente me hiciste sentirme en el mundo de Rowling lo cual no siento desde que leí los primeros libros pues la segunda leída y eso no es lo mismo y te agradezco la verdad, te felicito nuevamente y quiero que sepas que seguiré leyendo tu historia y no solo por acabar si no porque realmente me interesa ojala y publiques pronto los démas capítulos :)

  25. Durward Says:

    horrocrux: ¡Muchas gracias por tus palabras! Al fin y al cabo, lo que uno busca cuando escribe un fanfic es que les guste a los lectores, y tus comentario me hace creer que lo logré, al menos con esta parte de la historia.

    ¡Saludos!

  26. Marcelo Says:

    Si! Termine! Excelente final. Yo sabía que era Gellert, su abuelo y el chico del sueño que tenia la caja. Después: creo que David se va a transformar en Animago y va a ser un fénix. Pero eso no importa ahora. MUY BUEN FANFIC. Ahora voy a empezar el segundo libro, que espero que sea tan bueno o mejor que este :D Nos vemos!

  27. leimer ravenc Says:

    oye q buena historia la lei en menos de 10 horas y me metio en la trama vo para la continuacion.

    Un Saludo desde Colombia

  28. Durward Says:

    leimer ravenc:

    ¡Qué bueno que te haya gustado!

    Un saludo desde Argentina

  29. jos black Says:

    hola como andas, desde venezuela, te escribo, excelente historia, de verdad que si bien David se metio en problemas parecidos a Harry en su primer año, no se parece para nada a HP 1 , al parecer, Harry ya lo adopto como su cuarto hijo, je je je je, y de verdad que David Harrison esta un poco freak, a veces me parece que tiene una sangre fria impresionante, por supuesto que voy a leer la segunda parte, ademas espero que escribas los 7 años de Hogwarts de David, saludos.

  30. Durward Says:

    jos black:

    Nunca te había visto por acá. ¡Bienvenido! Me alegra que te guste la historia. Y sí, tenés razón, David está un poco loco.

    ¡Saludos!

  31. syriana Says:

    me gusto mucho tu historia comence cuando lei la batalla entre david y albus de horrocrux7 y me pareció interesante leerla te felicito…

    Besos y abrazos desde Venezuela…


  32. Muy buena!!!
    =) =) =) =p q=

  33. karla Says:

    mas genial no se puede, pero supongo k los cabos sueltos kedan para los demas relatos…
    quiza mañana me ponga al dia con el siguiente, pero por ahora debo ir a dormir… no se k hora sea donde vivez pero aki es la una y veinte de la madrugada y me sente a leer alrededor de las nueve asi k creo k me ganare una reprimenda…
    byebye!

  34. Durward Says:

    Karla:

    Que bueno que estés por acá. Me alegra que te haya gustado la historia.

    ¡Un saludo!

  35. ana lovegood Says:

    Sencillamente tu historia me encanta es el mejor fan fic q he leido de lejos.
    Ya sabia que su bisabuelo era Grindelwald, por otro lado me intriga mucho lo de ron y hermione, q les habra pasado????
    PD: yo tbm me uno al M. A. S.


  36. […] Ir al capítulo siguiente Posted by Durward Filed in David Harrison y el anuncio del Mago Tags: David Harrison, harrison […]

  37. Victoire Weasley Says:

    Buenisimo, me quede con las ganas de saber xq Ron y Hermione se fueron y cuando dije que creía que sabí quien era el bisbuelo de David, estaba en lo cierto!!!!!! jajaja, xfa segui escribiendo que me encantó. Tengo unas ganas increíbles de saber que es lo que dice el pergamino. Besos XD

  38. CINTHYA Says:

    Snape, ¿Canalla o Santo?
    deseo leerla
    “Poco antes de que Potter desapareciera, lo vi hablando con Harrison. Ninguno de los dos parecía disgustado, pero al hijo de Potter, que también estaba allí, no le gustaba lo que se estaban diciendo, fuera lo que fuese”, dice Thomas Goyle, un apuesto y corpulento chico de quinto año.
    goley guapo es una broma no

  39. Slytherclaw Says:

    Sabía que su bisabuelo era Grindelwand! Lo sabía desde la mitad del libro!!!!! Excelente historia!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: